JSA Barbate

"JÓVENES INCONFORMISTAS"

lunes, 9 de marzo de 2015

Los planes de empleo nace de la voluntad política de Susana Díaz.



Jesús Alba denuncia el “cinismo” de Ana Mestre hacia este plan y recuerda que “este plan se nutre de fondos europeos que desembocan directamente en Andalucía”  y que “es el gobierno andaluz el que los destina a políticas activas de empleo”.

 El secretario de empleo de JSA-Cádiz y secretario general de JSA Barbate, Jesús Alba, lamenta la “desfachatez” de la dirigente popular Ana Mestre, que “tras no haber avalado en el Parlamento de Andalucía estos planes de empleo que el gobierno de Susana Díaz  impulsó para los jóvenes, ahora intenten culpar al ejecutivo andaluz de unos impagos, y añade, “argumentos como este, no dejan de ser una mera excusa partidista a unos planes de empleo que en muchos casos esta suponiendo el primer trabajo para muchos jóvenes andaluces”.

Jesús Alba ha destacado, “La Junta de Andalucía ha recorrido esta travesía en solitario, ya que por parte del Gobierno central se le ha negado una y otra vez la aprobación de un plan de empleo. En este sentido, vemos el “infundio continuo” en el que está instalado los populares andaluces a la hora de arremeter contra este plan responsabilizando al gobierno andaluz de dichos impagos”. Apostilla.
El Secretario de empleo ha continuado, “se ha  cumplido con el compromiso de abono a los ayuntamientos del 50 por ciento de las cantidades correspondientes al Plan Emple@Joven; y que el resto, el 50 por ciento, serán desembolsados en el momento que dichos ayuntamientos hayan justificado las cantidades.
El secretario provincial de empleo de los jóvenes socialistas, Jesús Alba, considera deplorable escuchar por parte de los Populares andaluces, y en concreto por la parlamentaria andaluza, Ana Mestre, “que los planes de empleo puestos en marcha por la Junta de Andalucía viene avalado por fondos europeos canalizados por el Gobierno de Mariano Rajoy”. Esto supone un agravio y una manipulación de la realidad”, y añade que “lejos de ser eso cierto, estos planes impulsados por el gobierno andaluz se nutren de fondos europeos que desembocan directamente en Andalucía y el gobierno andaluz los destina a la mayor necesidad que hoy día preocupa a los jóvenes andaluces, que son políticas activas de empleo.”
Jesús Alba ha concluido manifestando que en lugar de arremeter contra las iniciativas del Gobierno andaluz en materia de empleo para los jóvenes de esta tierra, la señora Mestre “debería reclamar a su presidente Mariano Rajoy, que mirase hacia esta región, que tome ejemplo de estos planes, que son única y exclusiva voluntad de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y que lleve a cabo un plan de empleo a nivel nacional”.

miércoles, 4 de marzo de 2015

Ampliación sin precedentes de los derechos de los estudiantes andaluces


El secretario general de JSA resalta la apuesta por la ampliación de becas y la retención del talento investigador realizado por la presidenta de la Junta

Juventudes Socialistas de Andalucía ha reivindicado la apuesta por la educación pública que ha realizado la presidenta de la Junta, Susana Díaz, tras haber anunciado una serie de medidas destinadas a favorecer a los estudiantes universitarios y los investigadores andaluces. El secretario general de JSA, José Carlos Durán, ha resaltado algunos de los compromisos que va a poner en marcha el gobierno de Andalucía para facilitar que los universitarios no se vean obligados a abandonar sus estudios en caso de no tener recursos económicos, como el anticipo de las becas que corresponden al gobierno central o la flexibilización en el pago de la matrícula universitaria hasta alcanzar el fraccionamiento mensual. Asimismo Durán ha apuntado que el ejecutivo de Susana Díaz creará becas específicas para obtener el B1 de idiomas con el que lograr la obtención del grado y reducirá hasta en un 15 por ciento el coste de los másters permitiendo que los estudiantes puedan cursar una especialidad universitaria. “Con estas medidas la presidenta de la Junta demuestra su compromiso con la educación pública, accesible y de calidad, al blindar los derechos de los estudiantes andaluces frente al gobierno de Rajoy que pretende desalojar a los jóvenes de clases medias y humildes de las universidades e institutos. 
La última imposición sin contar con nadie del 3+2, que consolida un sistema clasista y excluyente que beneficia a las clases adineradas. La educación es un derecho fundamental que ayudar a desarrollar el resto de derechos”, señala Durán.

Asimismo, José Carlos Durán ha destacado el apoyo de la presidenta Díaz a los investigadores andaluces que se han visto obligados a emigrar por no disponer de oportunidades laborales. En este sentido se va a apoyar su retorno para que puedan desarrollar todas sus actividades en Andalucía, “porque nuestro territorio no puede desperdiciar el talento que se ha formado en las universidades públicas”. Para el líder de JSA “hay dos modelos claramente contrapuestos: el de Andalucía, que cuenta con un sistema universitario fuerte y con las tasas más bajas de todo el país, ya que mientras que la carrera de Medicina en una universidad pública andaluza cuesta 4.500 euros al año, en Madrid vale 11.000 euros y en Cataluña alrededor de 14.000 euros”. 

“Andalucía no sólo ha cerrado la frontera de Despeñaperros a los recortes de Rajoy sino que en tiempos de crisis se apuesta más por la educación como motor económico y social. A cada golpe de Rajoy, la presidenta Susana Díaz pone sobre la mesa una propuesta para protegerlos”, ha señalado José Carlos Durán. “Para los socialistas la educación se ha convertido en un derecho y no en un privilegio como la está convirtiendo el Partido Popular. Andalucía se ha situado como la mejor comunidad autónoma de España para estudiar una carrera al tiempo que sus estudiantes son los que tienen más derechos de todo el país”, expresa el líder de JSA. “Con estas medidas la presidenta de la Junta demuestra su compromiso con la educación pública, accesible y de calidad, al blindar los derechos de los estudiantes andaluces frente al gobierno de Rajoy que pretende desalojar a los jóvenes de clases medias y humildes de las universidades e institutos. 

La última imposición sin contar con nadie del 3+2, que consolida un sistema clasista y excluyente que beneficia a las clases adineradas. La educación es un derecho fundamental que ayudar a desarrollar el resto de derechos”, concluye Durán.